Caba: regulan eventos masivos

A casi seis meses de la tragedia de Time Warp, quedó sancionada con amplio respaldo una ley que dará un marco normativo a estas actividades.Fueron 55 votos positivos y 4 abstenciones.

La Legislatura porteña sancionó este jueves una ley para regular los eventos masivos que se lleven a cabo en la Ciudad, a casi seis meses de la tragedia de Costa Salguero, donde en abril fallecieron cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp.

La iniciativa, consensuada entre el oficialismo y la oposición, obtuvo un amplio respaldo ya que contó con 55 votos a favor y 4 abstenciones, de los legisladores Adrián Camps (PSA), Marcelo Ramal (FIT), Patricio Del Corro (PTS) y Fernando Vilardo (AyL).

El texto reunió propuestas de diferentes iniciativas que fueron presentadas por los bloques de la oposición y también por dos proyectos del oficialismo, uno enviado por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y otro por el diputado Juan Pablo Arenaza.

El miembro informante del Pro fue Daniel Presti, quien destacó el consenso entre las distintas propuestas presentadas por el oficialismo y la oposición. “Este proyecto es superador”, dijo y consideró que “la Legislatura ha estado a la altura de las circunstancias”.

Para Patricio Del Corro (PTS) esta ley es “un lavado de cara sobre una de las crisis más importante que tuvo la Ciudad” como fue Time Warp, mientras que Fernando Vilardo (AyL) expresó: “no vamos a ser parte de lo que creemos que es una gran hipocresía”. “Es un refrito de normas anteriores que no se cumplieron”, señaló Marcelo Ramal (FIT).

A su turno, Gabriel Fuks (FpV) sostuvo que esta norma “no es para vanagloriarnos”, porque surgió de un “fracaso estatal”. También recordó que el extitular de la AGC, Juan José Gómez Centurión, “fue un fracaso” y pidió una “reformulación” en el organismo para que “pueda llevar adelante esta ley”.

Por su parte Andrea Conde (FpV) remarcó que lo ocurrido en Time Warp “dejó a la vista el descontrol de las concesiones” y “desnudó la carencia de controles”.

Por SUMA+, Natalia Fidel manifestó que “es tiempo” de que “el Estado asegure que todas las condiciones necesarias para realización de este tipo de eventos se cumplan; que todos los controles sean efectivamente realizados; y que se den todos los debates que hagan falta. En especial el del problema de las drogas de consumo masivo”.

Desde el Partido Socialista, Roy Cortina resaltó que la ley sirve “para que mejore el sistema de prevención” y “es valiosa”. “Estoy orgulloso de haber participado con mis iniciativas”, confesó.

Y agregó: “aunque no de modo completo, pero se acerca a lo que proponíamos respecto a la política de “reducción de daños”, ya que en la nueva ley se dispone la instalación de un stand de profesionales para que informe a la concurrencia sobre el riesgo del consumo, con información específica y concreta”.

En la ley se define evento masivo como “todo acto, reunión o acontecimiento de carácter eventual cuyo objeto sea artístico, musical o festivo, capaz de producir una concentración mayor a 1.000 asistentes, y que se lleve a cabo en establecimientos abiertos, cerrados o semicerrados en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”.

La capacidad máxima será de tres personas por metro cuadrado para espectáculos públicos, donde el asistente es un mero espectador, y de dos personas por metro cuadrado cuando se trata de diversiones públicas, es decir, que el asistente participa del entretenimiento.

A su vez, se establece que “cuando la capacidad autorizada del evento supere los 5.000 asistentes, el Gobierno de la Ciudad deberá implementar un plan de presencia estatal dirigido a mantener las condiciones de seguridad y mejorar el abordaje de las emergencias que pudieran producirse”.

Sobre la presencia de los inspectores se detalla que habrá “por lo menos seis inspectores de la AGC” cuando el evento sea entre 5 mil y 10 mil asistentes, y que cuando supere los 10 mil se agregará un inspector a razón de 5 mil asistentes.

La iniciativa indica la creación de un Registro Público de Productores de Eventos Masivos en el ámbito de la Agencia Gubernamental de Control. También, un “plan de acción”, que contempla la asistencia médica “in situ”, el acceso gratuito a hidratación, la presencia de socorristas, la implementación de un operativo de seguridad y el servicio de bomberos, entre otros aspectos.

2018-09-26T14:35:09+00:00septiembre 30th, 2016|Legislaturas|