Continúa el debate por Equidad de Géneros e Igualdad de Oportunidades en el Trabajo

En el día de la fecha se reunieron los diputados de la Comisión de Legislación del Trabajo para continuar con el tratamiento del proyecto de Ley sobre Equidad de Géneros e Igualdad de Oportunidades en el Trabajo y de la Reforma al Régimen de Licencias Especiales de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT). A tales efectos, fueron invitadas diferentes organizaciones.

En primer lugar, Verónica Gago, del Colectivo Ni Una Menos, destacó que el proyecto de Ley presentado por el Poder Ejecutivo “está firmado por un Ministerio de Trabajo que ya dejó de existir”, y sostuvo que “se trata de una reforma laboral encubierta”. “Se busca codificar en términos neoliberales unas reivindicaciones que surgen de luchas que son históricas (…), así por ejemplo, el cupo femenino pasa a ser la excusa para intervenir sindicatos”, afirmó. Para Gago, “esta reforma está hablando de oportunidad desde el punto de vista de las empresas”. Finalmente, la oradora expresó el apoyo del colectivo a la iniciativa de la intersindical feminista.

Luego, Paula Abal Medina, miembro del CONICET y de la Universidad San Martín (UNSAM), manifestó que el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo se inscribe en un contexto de “políticas gubernamentales que han atacado a la Seguridad Social y a la clase trabajadora”. “Bajo el término igualdad (…) se autorizan prácticas de flexibilización del trabajo”, argumentó la investigadora. Asimismo, Abal Medina señaló que “en este proyecto los empresarios quedan liberados de controles y sanciones” y también apoyó el proyecto de la intersindical feminista.

A su turno, Lorena Gentile, obrera de la industria alimenticia, comentó las diferencias salariales y de condiciones de trabajo existentes en la empresa Mondelez entre hombres y mujeres. “Dicen que los que se enferman no cuidan su trabajo, (…) mientras no se invierten en las mínimas condiciones de seguridad y salubridad del trabajo”, lamentó Gentile. Además, la trabajadora cuestionó: “nos están despidiendo por tomar licencias para curarnos de las enfermedades que las mismas multinacionales nos producen. ¿Realmente pueden considerar que una trabajadora que sufre discriminación va a denunciarlo y se van a respetar sus derechos?”.

Posteriormente, Marcela Tobaldi, representante del Frente Nacional por la Ley Diana Sacayán, comentó que el colectivo presentó un proyecto a través de la diputada Mónica Macha (FpV- Buenos Aires) para el cupo laboral trans y travesti y solicitó su tratamiento.

Más tarde, Julia Strada, representante del Centro de Economía Política Argentina, expresó que la forma de combatir la falta de paridad salarial es con delegados y delegadas en los sitios de trabajo. “La brecha salarial entre hombres y mujeres es del 27%”, anunció Strada, y explicó que el 27% surge de la comparación de masas salariales que perciben las mujeres y los hombres, de lo cual se desprende una diferencia en cantidad de horas trabajadas entre ambos géneros. “Las mujeres trabajan menos afuera del hogar porque trabajan más horas adentro del hogar (…). Este proyecto no plantea cómo resolvemos el problema del acceso igualitario de las mujeres al trabajo”, argumentó.

Luego Lucrecia Borges, empleada gráfica, arguyó que en todos los trabajos debe existir democracia sindical “porque ninguna Ley garantiza ningún derecho cuando hay una dictadura de la patronal”. Además, se preguntó qué derechos pueden garantizarse “cuando avanza el ajuste”. También estuvieron presentes representantes de los trabajadores no docentes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y otras representantes del movimiento feminista.

Al final de la reunión, el presidente de la comisión, Sergio Ziliotto (Justicialista – La Pampa), expresó que finalizaron las reuniones informativas y que los diputados comenzarán a debatir el texto.

2018-10-04T11:56:15+00:00octubre 2nd, 2018|Desde el Ágora, Destacadas|