Esta tarde tuvo lugar una reunión informativa de las comisiones de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia; Industria; Comercio; Legislación General para debatir el proyecto con media sanción que establece un sistema único de identificación de talles de indumentaria.

El plenario recibió a Sharon Haywood y Brenda Mato, integrantes de la ONG AnyBody, quienes entregaron a los legisladores un total de 48.900 firmas en respaldo a una nueva ley de talles.  Haywood consideró que “las argentinas enfrentan una falta de talles y están obligadas a encajar en los ideales de belleza que son alcanzables para muy poca gente, por eso impulsamos una ley para que todos puedan vestirse cómo quieran”.

“La exposición continua al ideal de delgadez tiene un impacto negativo en niñas y mujeres y es un factor importante en el desarrollo de trastornos alimentarios y en la baja autoestima”, argumentó la invitada.  A su vez, informó que en nuestro país 7 de cada 10 personas tienen problemas para encontrar talles.

“Tener una ley de talles inclusiva es un paso importante para garantizar el derecho a la salud. Sería un paso histórico para la Argentina”, dijo Haywood, quien reconoció que el proyecto del Senado “tiene errores que se pueden corregir”. “Sería una gran pérdida no avanzar con la media sanción”, añadió.

En nombre del sector empresarial, Cristian Urbinati, director de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, mostró su apoyo a la iniciativa y dijo que “no estamos evitando ganar dinero; si el mercado lo necesita, lo vamos a hacer”. “Acompañamos este proyecto, como lo hicimos en el Senado”, aseguró.