El Gobierno Nacional presentó ante la Cámara de Diputados el proyecto de Ley de Ética Pública. Se trata de una iniciativa que establece los principios, reglas, deberes y prohibiciones que rigen la ética en el ejercicio de la función pública en el ámbito nacional.

El proyecto propone brindarle mayor autonomía a la Oficina Anticorrupción (OA), normas específicas y regulatorias sobre conflictos de intereses, contratación de familiares, publicidad de las declaraciones juradas, restricciones para compras o contrataciones del Estado, y recibo de obsequios, entre otras cuestiones. También propone un marco que rija la ética del Poder Judicial, el Congreso y los sindicatos además de incluir a los funcionarios del Gobierno.

La propuesta normativa fue elaborada por la Oficina Anticorrupción, cuya titular es Laura Alonso, quien contó con la colaboración de Fernando Sánchez, secretario para el Fortalecimiento Institucional. Además, recibió el aporte que hicieron diversas ONGs especializadas en la materia.