En el día de la fecha, los diputados de la comisión de Legislación del Trabajo se reunieron para continuar con el tratamiento del proyecto de Ley referido a la equidad de géneros e igualdad de oportunidades en el trabajo y de reforma del régimen de licencias especiales. A tales efectos fueron invitados representantes del Triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT); de la Central de Trabajadores de Argentina Autónoma (CTAA) y de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA).

El presidente de la Comisión, Sergio Ziliotto (Justicialista – La Pampa), expresó que espera poder arribar a un dictamen común con el resto de los bloques y adelantó que en las próximas jornadas invitarán a organizaciones de la sociedad civil que trabajan por la defensa de los derecho laborales.

Héctor Daer, en representación de la CGT, observó que los principios de la igualdad que consagra el texto del proyecto ya están establecidos constitucionalmente y en el plexo normativo laboral. Asimismo, sostuvo que la igualdad de oportunidades “no alcanza” porque “no todos partimos desde el mismo lugar para tener oportunidades iguales y, sobretodo, en un país que abandonó en el último tiempo la equidad en la educación”. Por todo ello, opinó que “tras una bandera muy linda”, como la equidad de género, el Gobierno Nacional está planteando “otras cosas”.

En esta línea, Daer advirtió sobre “algunas trampas”, como la licencia que permite trabajar media jornada hasta que los hijos cumplan 4 años porque, a su entender, se deja de pagar el periodo de lactancia. Sumado a ello, aseguró que “en ningún lugar del mundo los códigos de conducta elaborados unilateralmente por las empresas tienen alcance normativo”. Por último, también se argumentó que el teletrabajo no está encuadrado en ninguna norma y manifestó que “no queremos la uberización del trabajo”.

Luego, Hugo Yasky, en presentación de la CTA, cedió su palabra a Estela Díaz, Secretaria de Género, quien desarrolló la posición de la entidad respecto a la iniciativa del Poder Ejecutivo. Díaz destacó que “hay mucha declamación, pero poca sustancia” respecto a las desigualdades entre géneros, ya que el incumplimiento no acarrea sanciones y, en el mismo sentido que Daer, opinó que la “reducción de la jornada laboral con la reducción de sueldo” profundiza una “desigualdad que ya existe en el mercado de trabajo”.  Por último, insistió en que las Mujeres Sindicalistas presentaron un proyecto de Ley y pidió que se discuta en comisión.

Finalmente, Dora Martínez, en representación de la CTAA, aseguró que el proyecto en discusión “se condice con las políticas que viene teniendo este Gobierno desde que asumió: es un proyecto flexibilizador, plantea un modelo de Estado empresarial y para pocos, en donde se desfinancia la seguridad social, la salud pública y la educación”. Asimismo, para Martínez la iniciativa resguarda “el modelo patriarcal” y pidió su rechazo.