La Cámara de Diputados le dio media sanción al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento; una norma que apunta a promover el mayor desarrollo de la industria del software y de servicios informáticos y digitales.

El presidente de la comisión de Comunicaciones e Informática, Juan Brugge (Córdoba Federal – Córdoba) comenzó con el análisis del proyecto de Régimen de Promoción de Economía del Conocimiento afirmando que el mismo ha sido elaborado en conjunto con las comisión de Presupuesto y Hacienda, recibiendo a entendidos en la materia para estudiar la ley de software que, habiendo sido prorrogada, va a perder estado a fin de este año.
Así, con el nuevo proyecto se subsanaría el lugar vacante que la anterior deja. Para ello, el diputado aseguró que «Este régimen tiene en cuenta los avances de la ciencia, resaltando el concepto del autodesarrollo y vinculándolo con el sector empresarial. Se relaciona con la industria del software con la biotecnología, biotecnología, juegos, a nube, los servicios profesionales que tengan por objeto la exportación, la nanotecnología, todo lo relacionado con los proyecto que se relacionan con el producto 4.0. Los que pueden acceder a este beneficio son aquellas personas jurídicas que desarrollen por cuenta propia y que su facturación alcance al 70 % de su actividad.
También tiene que acreditar investigaciones continuas, capacitación de los empleados o acreditación de exportaciones de bienes. Es beneficio también para las pequeñas empresas porque se disminuye el valor al 45% durante 5 años y para las nuevas empresas se necesita una declaración jurada que será revisada dentro del año». Asimismo, comentó que el régimen de promoción gozarán de estabilidad fiscal sobre todos los tributos nacionales.
A su turno, Facundo Garretón (PRO – Tucumán) manifestó a que «estamos ante una de las leyes más importantes para el futuro de Argentina porque estamos al borde de otra revolución industrial. Toda esta iniciativa que contempla lo que es la economía basada en el conocimiento va a permitir que Argentina está a la altura de las circunstancias. Darle beneficios fiscales va a permitir el desarrollo del país»
Por su parte, Pablo Carro (FpV – Córdoba) aseguró que «viene a complementar o prorrogar la ley de la industria del Software realizada hace 15 años que nuestro presidente que tuvo la mirada estratégica con mayor dinámica», asegurando que Néstor Kirchner fue un visionario.
También, Roberto Salvezza (FpV – Buenos Aires) celebró la Ley pero declaró que va a ser de difícil aplicación cuando hay despidos de profesionales con títulos de Doctor en el CONICET, que no hay recursos en el INTA para investigar y hay despidos en el INTI.
El proyecto fue aprobado y girado al Senado por votos 182 afirmativos, 2 negativos, sin abstenciones desde el artículo 1ª hasta el artículo 22 -siendo el número 23: De forma-, dejando el tratamiento  del Título II sobre Incentivos para la Investigación y el Desarrollo -a partir del artículo 23- para el tratamiento en comisiones.