En el día de la fecha tuvo lugar la segunda reunión plenaria de la comisión del Futuro. El encuentro contó con la presencia de senadores chilenos.

El primero en tomar la palabra fue el senador chileno Francisco Chahuan, quien aseguró que “Chile está en un proceso de cambio profundo”. “En el 2050 la mitad de los puestos de trabajo van a desaparecer por la automatización de los procesos; el 95% de la población chilena va a volver a vivir en ciudades (…) y en 2060 Chile va a ser sexto país del mundo con mayor expectativa de vida”.

Según Chahuan, “los países que están jugándose un futuro en cada elección no tiene espacio para pensar en todo esto” y aseguró que los ámbitos como la Comisión del Futuro son “importantes en términos de poder generar masa crítica para pensar el futuro en forma colectiva”. Por otro lado, destacó que Argentina, Chile y Bolivia “tenemos las reservas de litio más importante” y que los países que han dado un “salto en desarrollo” son los que han invertido en ciencia y tecnología.

También consideró que Argentina supo apostar a procesos de generación de valor, mientras que Chile todavía no lo ha podido hacer porque sigue en un modelo netamente extractivista. Además, para Chahuan “estamos en el mejor momento de nuestra relación bilateral”. “Chile le ofrece, no un puerto de salida a los productos argentinos, les ofrece un puerto de destino, porque Chile es el país más abierto del mundo”, manifestó.

“Les queremos proponer un congreso del futuro binacional donde podamos ver conjuntamente cuál es el destino colectivo de las dos naciones. Tenemos las oportunidades y éstas pasan una vez”, concluyó.

Luego, el senador chileno Guido Girardi advirtió que “nuestras instituciones no dan el ancho para los desafíos que vienen” y, en particular, aseguró que el sistema educativo es “obsoleto”. “El desafío para la política es el aceleramiento de estos tiempos (…). El futuro que antes estaba adelante, ahora se pega a nuestro presente”, enfatizó.

Asimismo, comentó que Chile está trabajando en la industria satelital y en inteligencia artificial. “La alianza con la ciencia nos ha involucrado como Comisión con todos los temas”, comentó. “China tiene 90 millones de científicos, ¿cómo competimos? Si la ciencia latinoamericana no se une, no se asocia (…) va a ser muy difícil porque no podemos generar la masa crítica. Tampoco tenemos presupuesto ni competencia en todos los ámbitos”, aseguró.

“No dejemos que el monopolio del pensamiento lo tengan las plataformas como Google y Facebook (…) o los chinos. La única manera de tener protagonismo (…) es readecuando nuestras instituciones a esta nueva realidad”, concluyó Girardi.